viernes, 2 de octubre de 2015

Si piensas que me muero






Él era un poeta, escribía canciones al amor no ganaba mucho, no era tan guapo. Lo que del resaltaba era su corazón y su forma de ser, tan espontanea, tan agradable, conquistaba solo con escucharlo hablar y mirar sus ojos tan llenos de ternura. Ella una  modelo de pasarela, era hermosa, muchos decían que ella era fría como el viento, tan dura de corazon.pero un día todas sus vidas cambiaron.

El como siempre paseaba por el centro de la gran  avenida, buscando que basura tirar, o a quien ayudar,
En esa ocasión ella se tomaba unas fotos de rutina, para una prestigiosa marca de ropa.
Las miradas estaban sobre ella. Las cámaras la hacían lucir más bella, pero ella en el fondo de su alma tenía un vacío muy grande y pensaba que no valía nada.
De pronto se escuchó el rechinido de unas llantas, era un automóvil que se salió de la carretera, y se dirigía hacia la multitud que poco a poco se fue haciendo a un lado para no ser atropellada por el vehículo.
Pero ella no se percató de lo que estaba sucediendo, en cuestión de segundos el joven se percató de lo que estaba sucediendo y correo para poder salvar a la hermosa chica. Ella trato de correr pero el vestido tan escotado no le permitió, el alcanzo a hacer a un lado con un empujón a la chica pero él no alcanzo a salir, de la trayectoria del automóvil, quien lo envistió, con gran violencia, el salió despedido varios metros por la acera, ella al ver, lo sucedido, llena de terror y conmoción fue donde se hallaba el muchacho tendido, abrasándole le dijo

Porque, porque me salvaste. Porque, porque lo hiciste, yo no  valía la pena
Y sus últimas palabras antes de desmayarse le dijo
Vales más de lo que piensas, yo lo veo, velo tú también, 
Después de 15 minutos se escucharon las sirenas de las ambulancias y de la policía, (no es como en la ciudad de México que después de 2 horas llegan, que bueno que no sucedió en México, si no estaría muerto agasaja)

Señorita, señorita, aléjese por favor, tenemos que llevarlo al hospital
.. Pero ella no escuchaba estaba en shok por lo que estaba pasando y por lo que le acaban de decir por el chico., 

En qué hospital le llevaran? 
Al hospital México (respondió el paramédico)
Después de unas horas en el hospital

Doctor, vino ingresado un joven que acaban de atropellar en la gran avenida donde esta?

Está en terapia intensiva, esta grave no puede ser visitado espere.

Ella permaneció durante mucho tiempo, pensando en las  palabras que el joven le había dicho.
Y se preguntaba si en realidad existían personas como esas, y como es que una persona como ella, era digna de que un joven como él le salvase la vida.


Esperando de pronto el doctor salió, para ver si había  alguien esperando por él,
¿Hay algún familiar esperando por el chico llamado Daniel??
Ella se imaginó que era el, pregunto
¿Al que atropellaron en la gran avenida?
Si ese: dijo el doctor
Quien es usted: pregunto
Soy su esposa: dijo la chica, se había imaginado que era soltero
(O a lo mejor ya le urgía jajajja, es broma no se crean)
A bueno, su marido está estable, ya puede pasar a verlo a su habitación, es el número 45: dijo el doctor
Entrando la doctora, a la habitación para informarle al joven, le dijo
Joven esta acá su esposa:
Él se extrañó, muchísimo, pensó,.. A lo mejor el golpe me hizo olvidarme que era yo casado
Pase usted señorita...
Ella entro y tenía un ramito de flores en la mano
Hola: dijo la chica
Hola mi amor, Nunca pensé tener una esposa tan bella: dijo el chico
Ella pensó que el tenia algún tipo de amnesia y la estaba confundiendo con alguien más, pero decidió seguirle el juego...
Hola mi amor, estas bien le dijo te amo tanto, dijo la chica.
Acércate a mí; le dijo el chico
Se sentó junto a él.
Él le dijo: mírame a los ojos...
Ella tímidamente se acercó mientras le miraba fijamente.
Se fue acercando. Poco a poco, sus manos tiemblan, sus labios, sus pensamientos, todo estaba confuso, pero no se podían detener,
De pronto el la beso, y ella extrañamente no pudo de igual forma detenerse.
De pronto entro la doctora, perdón dijo ella, pero tengo que despedirla el joven tiene que descansar.
,, Él se quedó pensando cuando ella se despidió...
Ella definitivamente es mi esposa, es perfecta, nunca me habían hecho sentir tan bien
Ella al mismo tiempo pensaba, sea lo que sea, pero este chico me hizo sentir lo que nadie me había hecho sentir,
Al salir del hospital él le había enseñado a ella, que el valor de una persona no se mide, por la belleza de su rostro, ni por el dinero que posee, ni por qué tan bonito hable, sino por la belleza de su corazón,
Con el tiempo se dieron cuenta que no eran esposos, mas sin Embargo decidieron casarse, ella dejo las pasarelas, él le entrego sus días de soledad, sus días de poesía, y sus días de placer más bellos