lunes, 7 de septiembre de 2015

Una leyenda de amor







En un día común y corriente, como lo soy yo, el cual entre los canes el mas
común seria yo,
Bueno continuemos, iniciando y me desvió de la historia, esto sí que esta
de locos,
Como les decía, En un día común, dicen que ella sale cada noche de luna
llena, y se aparece cerca de las estaciones de trenes, la verdad en estos
tiempos no sé cómo le aria, porque casi están instintos las estaciones, y si va
al metro de la ciudad de México, les apuesto que la asustada seria el fantasma.
Bueno pues ella se aparecía en las estaciones del metro, dicen que buscaba
a su amante que murió años atrás, atropellado por un tren,
Cuenta la historia, que ella se llamaba filomena y ella pancracio (valla Nombrecito)
Filomena estaba muy enamorada de pancracio, pero su amor se vio perturbado
porque así como ella estaba enamorada de él, había otra mujer que igual amaba a
pancracio, y no le agradaba que terminaran juntos, entonces en un día ella cito
a pancracio cerca de la iglesia, con el pretexto que lo esperaba Filomena, y de
igual forma cito a Filomena bajo el mismo argumento,
Pero los cito de tal forma que pancracio llegase primero. Y en el momento
que se aparecía la novia, ella agarro a pancracio y lo beso, de improviso (como
todos los hombres él se quisieron quitar pero no lo consiguió) ella lo vio y salió
corriendo. Hacia su casa para después ir a la estación de trenes para poder
viajar hasta donde tenía unos familiares. 
El al enterrarse de lo sucedido, pregunto dónde se había ido la muchacha, y
la siguió hasta la estación de trenes, y en su desesperación se acercó demasiado
a las rieles y una cascara de plátano lo hiso resbalar y caer sobre las rieles,
y al momento cruzaba un tren, quien lo embistió y lo hiso pedacitos, eran
pedacitos tan pequeños que ni con lupa lograron reconocer alguna parte de él.
Ella al enterrarse de lo sucedido quiso tirarse a las rieles para morir de
la misma forma, pero en ese mismo instante se declaró, que los trenes no circularían
más por esas vías, la muchacha se arrojó a las vías, pero permaneció allí
acostada por mucho tiempo tanto tiempo, que en lugar de morir por un tren, ella
murió de hambre y de locura,
Desde entonces se cuenta que su espíritu busca a su amante en cada línea
del tren.
Con la causante de tan trágica historia, ósea la otra, ella no murió ni le
paso nada, se caso  tuvo muchos hijos, pero nunca  olvido que por su
culpa habían muerto dos personas que se amaban mucho y por eso nunca alcanzo la
felicidad