martes, 29 de septiembre de 2015

Tu eres






Eterno Amor


Un día normal de su vida una joven, llamada Ana, acostumbrada a visitar las redes sociales se conecto en un juego virtual donde ahí se podía conocer todo tipo de personas de diferentes lugares, distintas costumbres, edades, etc. Ahí ella conoció a un hombre que desde ese momento le cambio la vida.
Ana es una joven madre de 21 años recién comprometida a casarse. Llevaba un noviazgo de 9 años y en el año 2011 decidió formalizar su relación con su amado, el padre de su hermoso bebe de 2 añitos. Andrés de 22 años, su novio, cada día desde que comenzaron su noviazgo, nunca olvidaba decirle cuanto la amaba y viceversa. Ambos eran universitarios y él bebe lo cuidaba la mama de Ana. Pero un día Ana la madre de Ana se enfermo gravemente y callo al hospital por 5 meses, en ese momento Ana se sintió sola porque su amado nunca la apoyo, cada día su única compañía era su bebe.
Ana estando sola en su casa entro a una de estas redes sociales y conoció a Alejandro, un hombre de 42 años, casado y con 3 hijos donde el mayor tenia la edad de Ana. A ella le parecía muy interesante cada cosa que él decía, comenzaron siendo amigos y cada día hablaban por webcam. Empezaron a extrañarse y con el tiempo a surgir palabras de amor. Alejandro llamaba a Ana y hablaban todo el día por celular, ya era tanta la confianza que decidieron conocerse porque vivían cerca el uno del otro. Ana venia saliendo un certamen cuando sonó su teléfono…
– Aló- contesta Ana
- Monita, donde estas?- le dice Alejandro
-Monito!! Acabo de salir de un certamen, por qué?- contesta Ana
- Porque estoy cerca de tu universidad, quieres que te pase a ver?- Alejandro.
El corazón de Ana comenzó a latir muy rápidamente, era la primera vez que lo iba a ver en persona. Por fin podría ver al hombre del que se había enamorado. Alejandro a pesar de estar casado, contra su voluntad se enamoro de Ana, ya no podía estar sin ella.
Cuando se vieron por primera vez sin decir una palabra se dieron un fuerte abrazo que duro varios minutos, fue tan apretado que ambos podían sentir el rápido palpitar de sus corazones, ambos se miraron, enmudecieron, por varios minutos se miraron, trataron de conversar algo pero todo tema era ilógico. Ana podía sentir el nerviosismo de Alejandro y así también el. Desde ese momento comenzaron una relación amorosa. El siempre que podía la buscaba y trataba de verla, hicieron muchas locuras para poder verse. Ana varias veces se escapaba a las 4 am para estar unos momentos juntos. Pero Alejandro cada vez que sentía que su amor con Ana no podía ser por su condición de casado, se alejaba de ella y con el tiempo volvía a buscarla. Ambos sabían que su amor no podía ser porque él es casado y ella comprometida.
El novio de Ana trataba de conquistarla y la esposa de Alejandro de cambiar para que el vuelva su mirada a ella pero, todo era en vano porque ellos se amaban.
Una mañana Ale y Ana se juntan a conversar sobro todo el amor que se tienen y cuanto daño es que causan estando juntos y deciden separarse. Estuvieron abrazados y acariciándose tiernamente durante varias horas y cuando el la fue a dejar a su casa se dieron un beso con tanta pasión, un beso que sabia a tristeza porque sus ojos derramaban lagrimas de un adiós. Alejandro libero un llanto tan triste salido del alma y le dice a Ana, apretándola fuerte contra su cuerpo- TE AMO!! Y todo lo que me resta de vida te voy a seguir amando, te amo mi niña hermosa- Ana le contesta- Mi amado, yo nunca voy a olvidarte, siempre te voy a amar.

Desde ese momento Ana y Alejandro nunca mas volvieron a saber el uno del otro, Ana se caso con Andrés y Alejandro siguió su vida con su esposa pero ambos siguieron cumpliendo su promesa…amarse eternamente.