domingo, 27 de septiembre de 2015

frente a frente






El misterio de aquellos ojos me sedujo,desde el primer instante.Ávidos de conocimiento,de contemplación,de éxtasis...

Mi primer día,mi primera clase en la universidad,mi primer profesor.
Ocupé uno de los primeros asientos.
Cuando entró,mirando a todos,casi uno a uno,se detuvo en mí.

No podrás con ello,me decía mi padre,siempre pesimista.Más en cuanto a mí se refería.Razón no le faltaba.
Mi paso por el instituto había sido tortuoso,pero superé los baches y logré entrar por la puerta grande.Medicina,mi deseo,mi sueño.

Fuí venciendo,año tras año.Me esforzaba y obtenía buenos resultados.

Con él cruzaba miradas y nada más.Ni una palabra.

Por fin me gradué.Me fuí.

Volvimos a vernos pocos años mas tarde.
Coincidimos en África.Los dos fuimos por 
trabajo,voluntarios.
Nos unimos definitivamente.Nos amamos.

Enfermé sin remedio,sin solución.Él no podía curarme.Sus ojos lloraban,impotentes...
Cuando paseábamos juntos,me sostenía por la cintura.Mi debilidad era cada vez mayor.

Un día nos acercamos al acantilado.Saltamos.
Descendíamos velozmente,abrazados.
Nos fundimos y volamos.Nos saltamos el peor capítulo y llegamos juntos arriba.
¿Quién eres?,pregunté.Un misterio,respondió.

Cada día baja a la Tierra,por ellos.Cada noche
sube al cielo,por mí.